innvación sostenible recursos naturales

Actualmente habitan en el planeta unos 7.300 millones de personas, y para el año 2050, se espera que la población mundial alcance los 9.700 millones. Además de este desmesurado crecimiento, esta población también se está volviendo cada vez más urbanizada, quedando abandonadas las zonas más rurales.

Este incremento en el número de personas residentes en nuestro planeta, supone una demanda cada vez más grande de los recursos finitos de los que disponemos, como minerales, agua, gas, petróleo o agricultura. Además, junto al creciente apetito y consumo de estos recursos, a ello se suma un alto precio que pagar; el impacto medioambiental.

¿Es posible administrar de una forma más eficiente los recursos limitados que tenemos al mismo tiempo que nos aseguramos de ser respetuosos con el medio ambiente? ¿Provocará el aumento de la competencia un enfrentamiento por los recursos, o encontraremos una manera más eficaz de gestionarlos? ¿Recurriremos al espacio exterior para encontrar minerales cuando en nuestro planeta se hayan agotado? Algunas predicciones muestran que, por ejemplo, la producción del cobre (esencial en muchos bienes de consumo) disminuirá considerablemente en menos de 20 años.

Más allá de las preguntas sobre el futuro de los recursos naturales, la población se ha vuelto más exigente en cuanto a la responsabilidad y labor social que deben ejercer las empresas. Los ciudadanos buscan una mejor gestión ambiental y exigen tener un mayor conocimiento sobre los beneficios que tendrá en sus vidas a largo plazo la ejecución de un proyecto.

Estas exigencias están resultando un quebradero de cabeza para las empresas, preguntándose cómo responder al aumento de las obligaciones de las licencias sociales, al mismo tiempo que satisfacen las necesidades de los consumidores y mantienen la rentabilidad. A través del universo virtual de 3DEXPERIENCE, es posible simular y comunicar con claridad cómo afectarán aquellos proyectos en los que están involucrados los recursos naturales.

El mundo virtual de la colaboración y la visualización traerá consigo la innovación social, descubriendo nuevas formas de gestionar los recursos naturales. Esto dará como resultado un beneficio tanto para las personas como para las empresas, a medida que se reduce al mismo tiempo el consumo de combustible y las emisiones contaminantes, disminuyendo el impacto en el medioambiente y reduciendo los costes operativos.

En aquellas partes del mundo donde el agua es escasa, sería posible reunir a científicos de cualquier parte del mundo junto con los planificadores y funcionarios del gobierno a través de una plataforma virtual con el objetivo de encontrar formas de utilizar el recurso de manera más eficiente. Podrían surgir ideas  como la utilización de tipos alternativos de cultivos, que dependían de menos agua.

El momento de empezar a pensar diferente sobre cómo gestionar los recursos naturales es ahora, no en 2050.

  • abril 9, 2018
  • Sin comentarios
  • Noticias
Introduzca su e-mail para mantenerse informado