fabricacion sostenible abgam

El rápido cambio tecnológico está impulsando una revolución en la fabricación digital inteligente y sostenible en todo el mundo.

Ya sea la conectividad del Internet of Things, el análisis de big data, la impresión 3D, gemelos digitales, la realidad aumentada, las plataformas de gestión de producción… los fabricantes tienen hoy en día una gama sin precedentes de tecnologías digitales inteligentes a su alcance.

Cadenas de valor sostenibles para el negocio centrado en el cliente:

Solo piense en cómo las eficiencias generadas por el mantenimiento predictivo pueden transformar el tiempo de actividad operacional en la planta y, al mismo tiempo, reducir el desperdicio de materiales. Se trata de un gran avance de cara a la eficiencia en cuanto a producción sostenible y en lo referido a la reducción del impacto ambiental.

Pero hay que considerar también cómo las cadenas de valor digital son fundamentales para la próxima generación de servicios al consumidor. Actualmente, para los clientes, el valor no solo se encuentra en «el producto» que un fabricante produce y vende, sino también en los servicios y experiencias que lo rodean.

Para ofrecer este tipo de valor, los Fabricantes deben trabajar cada vez más estrechamente con sus ecosistemas asociados para idear, innovar, producir y vender productos y experiencias centrados en las necesidades de los consumidores de forma personalizada.

Imagínese un producto como las zapatillas para correr. Algunas marcas ya ofrecen la opción de diseñar un conjunto personalizado de zapatillas y tenerlas impresas en 3D en la tienda. Ese es precisamente el tipo de experiencia a medida para el consumidor, que muchos clientes exigen actualmente. Este tipo de fabricación personalizada localizada representa el futuro para muchos productos de consumo. Pero esto requiere de una transformación digital completa de la cadena de valor.

La fabricación inteligente en China:

En el año 2018, se esperaba que el valor económico de la digitalización industrial alcanzara los 24,9 billones de yuanes, un aumento del 23,1% con respecto a 2017.En una investigación realizada por el Informe Económico de China, el 73 por ciento de 1.815 empresas en 10 ciudades chinas expresaron un verdadero entusiasmo por la implementación de fabricación inteligente.

El 7% de las empresas que se han convertido en líderes de transformación se desempeñaron mucho mejor que las demás: generaron cinco veces más ingresos y dos veces más margen. En particular, la fabricación inteligente ayudó a aumentar la eficiencia de producción en más del 30 por ciento y la eficiencia energética en más del 15 por ciento, así como a reducir los costos operativos en más del 20 por ciento.

Los secretos de una transformación sostenible:

Además de la transformación cultural, hay tres componentes que una empresa necesita para garantizar una transición sin problemas a la fabricación digital sostenible:

  1. Alinear la estrategia. Una estrategia digital coherente debe descender desde la parte superior de la empresa hasta la parte más baja. Eso es vital para respaldar las iniciativas digitales de toda la empresa: infraestructura en la nube, sistemas de ejecución de fabricación, mantenimiento y adquisición estandarizados, que son fundamentales para la cadena de valor digital. Si las plantas individuales han construido sistemas personalizados en las instalaciones que se ajustan a sus necesidades particulares, eso solo obstaculizará la sostenibilidad del negocio a largo plazo.
  2. Priorizar los casos de uso. Es esencial pensar en el valor que crea cada iniciativa de fabricación digital y priorizar en consecuencia. Ya hay cientos de casos de uso digital industrializados que los fabricantes pueden aplicar en toda la cadena de valor, desde la planificación hasta la producción, el control de calidad y la gestión de proyectos. Con tantas posibilidades, es crucial tener una forma sistemática de evaluar el valor comercial de cada caso de uso, y qué tan sostenible es, para que las inversiones puedan optimizarse.
  3. Garantizar la base tecnológica. Todo lo que un fabricante aspira a lograr con una cadena de valor digital está respaldado por la base tecnológica: la plataforma de datos integrada, la red de sensores y dispositivos conectados y el entorno de seguridad. Una transformación sostenible necesita que los sistemas de Tecnología de la Información (TI) y tecnología operativa (OT) se integren, tanto horizontalmente a lo largo de la cadena de valor como verticalmente a lo largo de las capas empresariales de TI, OT y datos. Aquí es donde una plataforma como la experiencia 3D de Dassault es invaluable.

Es la hora de utilizar la inteligencia en lo que a sostenibilidad se refiere:

La fabricación digital promete una transformación en operaciones inteligentes y sostenibles en toda la cadena de valor, no solo en términos ambientales, sino también en la sostenibilidad competitiva futura del negocio.

No hay duda de que transformar la fabricación para la era digital es un desafío complejo, pero el riesgo de fracaso y de quedarse atrás mientras la competencia avanza es demasiado grande como para ignorarlo.

Puede leer la noticia original haciendo click AQUÍ:

Introduzca su e-mail para mantenerse informado