pdm plm diferencias

Es muy habitual que exista cierta confusión en cuanto a funcionalidades de un sistema PLM y un sistema PDM. De hecho, en numerosas ocasiones se utilizan ambos términos indistintamente como si fueran la misma herramienta, sin pararse a pensar realmente en las características de cada uno. Pero, ¿cuáles son realmente sus diferencias? A continuación daremos unas breves pinceladas sobre las capacidades de ambos sistemas, las bondades que aportan y cómo se complementan.

¿Qué es un PDM?

Las herramientas PDM (Product Data Management) se basan en la gestión de datos e información de un producto.

Dentro de PDM, la atención se centra en la administración y el seguimiento de la creación, el cambio y el archivo de toda la información relacionada con un producto. La información que se administra incluirá datos de ingeniería como los modelos de diseño asistido por computadora (CAD) y sus documentos asociados.

La gestión de datos de productos (PDM) sirve como un repositorio central de conocimientos para el historial de procesos y productos, y promueve la integración y el intercambio de datos entre todos los usuarios comerciales que interactúan con productos

¿Qué es un PLM?

Las siglas PLM hacen referencia a Product Lifecycle Management, lo que en castellano se traduce como la Gestión del Ciclo de Vida del Producto. Estas herramientas administran, como su nombre indica, el ciclo de vida completo de un producto, desde la concepción del mismo hasta su eliminación o puesta a la venta, pasando por su diseño y fabricación. Todo ello, a través de una integración de las diferentes soluciones de las que disponga una compañía. Por ejemplo, se podría gestionar la concepción del diseño del producto a través de sistemas CAD, para un posterior análisis por medio de herramientas CAE, y evaluando su posterior producción con soluciones DMF (Digital Manufacturing). Entre otras funcionalidades, también permite la gestión de proyectos. Además, hace posible reutilizar y compartir la información que se ha generado en cada una de las etapas anteriores con soluciones PDM. Por lo tanto, se podría decir que el PDM va incluido dentro del PLM.

El PLM está considerado como uno de los cuatro pilares de las tecnologías de la información de las empresas a día de hoy. Las otras tres que completan la lista son el ERP (Planificación de Recursos Empresariales), CRM (Gestión de la Relación con los clientes) y SMC (Gestión de la Cadena de Suminstro).

De esta forma, y a modo de conclusión, la realidad es que el PLM contiene las mismas funcionalidades que un PDM (ya que va incluido) y otras muchas más, tratándose de un sistema más transversal y que facilita una visión de toda la organización y sus procesos, más allá del diseño, que es lo que únicamente ofrecen las herramientas enfocadas al Product Data Management.

Introduzca su e-mail para mantenerse informado