ALTA TECNOLOGÍA

Desde la electrónica de consumo hasta los sistemas de control y telecomunicaciones, los productos de alta tecnología han dejado de ser simplemente “productos” para convertirse en los catalizadores fundamentales del cambio para transformar el mundo y la forma en la que vivimos. La conectividad y la inteligencia están convirtiendo estos productos en auténticas experiencias personales y profesionales.

El Internet de la Cosas (IoT) facilita la creación de lo que ahora ha pasado a llamarse el «Internet de las experiencias», donde el desarrollo de nuevos usos y modelos comerciales entre industrias no se limita a los productos físicos sino que va mucho más allá para aunar software, inteligencia basada en el Big data, redes y ecosistemas de contenido

Son tres los elementos principales que caracterizan la innovación en la industria de la alta tecnología: su ritmo frenético, la competencia y la complejidad. Por ello es necesario que las empresas del sector encuentren nuevas formas de replantearse los procesos de negocio tradicionales y adoptar nuevos métodos de innovación y gestión para seguir siendo competitivo y atraer a un mayor número de consumidores.

RETOS:

  • Mayor agilidad y capacidad de respuesta
  • Adelantarse a los cambios y a la rápida evolución tecnológica del mercado
  • Ir un paso más allá de la mera propuesta de productos y servicios, y crear experiencias en los clientes
  • Fomentar la innovación y aprovechar el IIOT como impulsor de la transformación digital
  • Eliminar los cuellos de botella
  • Reducir la complejidad empresarial y aprovechar la información y la gestión de los datos para generar una ventaja competitiva

es_ESSpanish
en_GBEnglish es_ESSpanish